Observatorio de denuncias de torturas, abusos, coacciones, casos de corrupción, violaciones, asesinatos y otros crímenes cometidos por el sistema.

lunes, 6 de julio de 2015

Ciudadano con NIF:76826438K es víctima de los servicios secretos de esta Torturokracia y ha utilizado gases tóxicos en su domicilio contra su persona

Vivo en una democracia y en un estado de derecho imaginario, yo lo llamo Torturokracia, le llamo así porque el poder  lo ostentan unos torturadores con la complicidad de la mayoría silenciosa. Existe sufragio universal mientras ellos continúen en el poder, si se les ocurre votar a otros, puede que prueben una ración de Torturokracia, como la he probado yo y tantos otros.

En el año 2001, me confundieron con un elemento peligroso (para ellos) y metieron la pata, en vez de pedir disculpas, siguieron "molestando" hasta hoy.

He sido víctimas de trampas y envenenado por los servicios secretos en varias ocasiones. Los gobernantes de Torturokracia tienen a la gente que me rodea, comprada o coaccionada para que nadie ose ayudarme o alce su voz contra esta dictadura de barbarie.

He perdido "amistades" (la mayoría eran una mierda, gracias por hacerme ese favor), he sido boicoteado en el ámbito académico, laboral, me ha sido negada la asistencia sanitaria por intoxicación, análisis de sangre falsos, y hasta ordenaron a los médicos (algunos encantados por sobornos, otros más coaccionados) de liarme para que acabara a tratamiento psiquiátrico o en un hospital psiquiatrico.  Como me dijo un agente de las cloacas: Si te suicidas o acabas en un psiquiátrico, el trabajo se lo haces tú solo. Quedas marcado para siempre y pierdes cierta legitimidad a ojos de personas que no conocen tu historia en profundidad. Muchas veces, en caso de envenamiento, los pacientes terminan en urgencias y de ahí son reenviados al hospital psiquiatrico y a veces ordenan a las fuerzas policiales a que hagan de loqueros e inmovilicen al "enfermo" cuando en realidad es una víctima de Torturokracia.

En mi caso particular, han intentado la vía de hacer ver que estoy loco pero como dijo un psiquiatra en televisión: Los pacientes de los psiquiatras, se mueren de viejos, porque su enfermedad es mental no física. Tengo el cuerpo severamente dañado por sustancias tóxicas: hidrocarburos (benceno) que pueden provocar tumores cerebrales, isquemias o ulceras de estomago y cáncer de colon, metales pesados (mercurio), esto me lo dijeron oficiosamente, porque tienen a los médicos comprados y amenazados.  El uso de vaporizadores que a través de tubos expulsan gas tóxico y que permiten gasear todo el domicilio, una sola habitación o parte de de esa habitación sin que afecte a otras personas, después de hacer agujeros en los tabiques de los pisos y edificios adyacentes, con el permiso de algunos propietarios y con la complicidad por omisión de otros estamentos políticos, judiciales y policiales. Han  convertido una democracia en una cámara de gas.

Los pretextos  que han usado para agredirme cambian cada dos por tres: Eres radical, escuchas tal música, lees tal libro, eres un traidor, eres un chivato, oportunista metentodo, un delincuente (algo curioso porque nunca he estado en prisión), un loco.... y tantas cosas no se pueden ser a la vez.

La razón real es que me fastidiaron por una casa que los servicios secretos querían como base de operaciones, la querían regalada pero me negué. Aunque hay otra razón: la insumisión permanente contra esta TorturoKracia. El que quiera participar en una farsa, que lo haga pero conmigo que no cuenten.

1 comentario:

  1. Conmigo tampoco. Que busquen a otro para lamerles el culo...

    ResponderEliminar