Observatorio de denuncias de torturas, abusos, coacciones, casos de corrupción, violaciones, asesinatos y otros crímenes cometidos por el sistema.

domingo, 11 de enero de 2015

El crímen de las chinas de Pontevedra

En la ciudad en la que resido desde el año 2007 hasta el día de hoy, hubo dos asesinatos de dos ciudadanas de nacionalidad china acaecidos en su piso ubicado en la calle Amado Carballo de la ciudad de Pontevedra; una ciudad pequeña en comparación con otras urbes como pueden ser Madrid, Barcelona, Sevilla o Bilbao. ¿A qué se dedicaban? A buscarse la vida como cualquiera de nosotros. Ofrecían masajes orientales a cambio de dinero. Yo era amigo de una de ellas, y quizá era uno de los españoles que mejor la conocía, las iniciales de su nombre eran G.Q. Los nombres chinos son bastante curiosos a ojos de un español; el primer apellido antecede al nombre. Su compañera de piso se llamaba K.Y. Ambas tenían mas de 40 años de edad. El piso en el que trabajaban había cambiado de ubicación recientemente, hacía un mes, debido a un altercado del novio de una ex-compañera de piso con uno de los clientes, un altercado del cual ignoro el motivo. Tengo que decir que aunque el piso era realmente nuevo y estaba realmente bien, no me gustó. Tuve una premonición de que algo terrible podría pasar la primera vez que lo visité. Es el clásico sitio donde da la sensación de que un ladrón puede entrar en una casa, robarla aún haciendo ruido y salir de ahí sin problemas.

La vida de esas mujeres era tranquila hasta que en un día alarmado por la falta de noticias, presenté una denuncia en la comisaria de policía, a petición de dos amigos suyos: un ciudadano español y otra ciudadana china. Así que me desplacé a dependencias policiales, los policías me pidieron que fuera a su casa para comprobar si ellas estaban, eso fue lo que hice, volví a comisaría e interpuse la denuncia por desaparición. Tuve la idea de llamar a la agencia inmobiliaria donde ellas habían alquilado el piso, mostré mis sospechas al agente inmobiliario y al día siguiente, por la mañana se presentó en dicho piso con una copia de las llaves sin sospechar en absoluto la escena dantesca que iba a presenciar. Al entrar, él comprobó que ambas mujeres habían sido brutalmente asesinadas. No había rastros de sangre en ninguno de los dos cuerpos. Una de ellas había sido estrangulada y su cuerpo había aparecido completamente desnudo enrollado en una sabana, la otra había muerto por asfixia debido a que los orificios nasales y su boca estaban sellados con una cinta americana además estaba maniatada. Descubrí su asesinato al día siguiente por la mañana, después de presentar una denuncia, ojeando las noticias de un diario gallego a través de Internet. Los malos augurios que presentí la primera vez al visitar el nuevo domicilio de mi amiga y de su compañera de piso se habían cumplido. Posteriormente me puse en contacto con la comisaria por vía telefónica y me citaron para declarar, lo primero que se me pasó por la cabeza en esos momentos de confusión era la idea de que algún o algunos clientes se les "había ido la olla". Mi amiga G.Q sabía artes marciales (Kung Fu) y era casi tan buena como esas chinas que salen en las películas además era fuerte, estaba claro que los asesinos también lo eran y lo mas probable es que las pillasen confiadas.


Siempre me ha gustado la cultura oriental en general y la cultura china en particular. Soy sinófilo, lo reconozco y a día de hoy, tengo amigos de ambos géneros de nacionalidad china en la ciudad en la que resido y también viviendo actualmente en China. Un país el cual fui invitado por la familia de mi amiga G.Q en señal de agradecimiento por la hospitalidad ejercida; acogí a su hija en mi casa durante unas semanas de estancia en esta ciudad. Me gusta todo de los orientales: su cultura,su historia, su filosofía, su arte, sus religiones, su comida, su licor de lagarto, su medicina tradicional china, sus tradiciones...todo.

Esa curiosidad me ayudó a introducirme dentro de la supuesta "hermética" comunidad china de forma paulatina y G.Q fue algo así como la guía en dicha introspección. Con ella me sentía a gusto, comíamos en restaurantes chinos, hablábamos de muchas cosas, me invitaba a comer frecuentemente a su casa, cocinaba sobres de pasta japonesa, tallarines, pasta china rellena de repollo, hasta me enseñó a pronunciar palabras en chino y a comer usando palillos en vez de cubiertos. 

Pero volvamos al asunto, hay un dato que los periódicos gallegos agitaron con vehemencia cuando sucedió el asesinato de estas dos mujeres: la presencia de triadas chinas en la ciudad de Pontevedra. Os puedo asegurar que G.Q al igual que sus compañeras de piso no eran explotadas por mafiosos chinos, trabajaban por su cuenta, me visitaban a mi piso cuando querían, a veces íbamos a comer, como ya dije anteriormente. ¿Triadas chinas? Tampoco tenía deudas, pues había comprado un piso con un ciudadano español que fue el que le ayudó a desplazarse a la ciudad, pagando una hipoteca a medias claro está. Dudo bastante que una ciudadana china tenga deudas contraídas con una organización criminal china se permite el lujo de comprar un piso pagando una hipoteca. Algunos vecinos vieron a dos ciudadanos chinos en las inmediaciones del inmueble donde vivían están dos mujeres, unos días antes de que se descubriesen los cadáveres. Un dato a tener en cuenta, aunque pudieran no ser ellos los autores materiales de los asesinatos. Un amigo chino que reside en esta ciudad desde hace muchísimos años me comentó que en la ciudad de Pontevedra no existían triadas ni delincuentes chinos que extorsionaban, y catalogó a estos pequeños grupos de pequeñas bandas de delicuentes organizadas sin mucha relación entre si. Su opinión era sincera y no veía atisbo de miedo en su rostro. Las informaciones que aparecen por la red ofrecen una visión mas siniestra sobre "la mafia china" hablan de grupos completamente herméticos con una estructura jerarquizada y flexible con códigos de honor que hacen practicamente imposible las infiltraciones policiales. Su negocio criminal abarca todo tipo: de asuntos turbios prostitución, juego, tráfico de personas, falsificación de documentos, extorsión, asesinatos por encargo, drogas, etc. Dicen que sus sedes están en Hong Kong y en Macao pero me ciudadanos chinos me han informado que eso era antes de que estas ciudades estuviesen bajo soberanía china, dejando de ser colonias occidentales la policía china es muy represiva ante el crimen organizado y la disidencia. A lo mejor se equivocan y es una delincuencia casi indetectable ante los ojos de los ciudadanos normales de ese país. Lo cierto es que la gran mayoría de los que han escrito esas informaciones no han hablado con un chino durante horas en toda su vida como lo he hecho yo.

El caso de los asesinatos de estas dos chicas orientales, comenzó a ser investigado por la brigada de la UDEV (Unidad de Delitos Especializados y Violentos) de Pontevedra y contó con la ayuda de brigadas procedentes de Madrid, alarmadas al parecer por el hecho de que en los asesinatos producidos no hubiera ni una gota de sangre ni móvil sexual (aunque una de ellas apareció completamente desnuda). También cabe destacar de que fueron unos crímenes ejecutados con cierta frialdad, al parecer arrojaron los móviles al agua, en el lavabo, en el water. La idea era borrar el registro de llamadas de los móviles. Aparentemente esto indica que contactaron con ellas usando un teléfono, presumiblemente a través de un teléfono móvil. A no ser que fuese una maniobra de despiste pero hay tener una mente excesivamente fría y perversa para pensar algo así. Se descartaba por completo el móvil del robo, no había desaparecido nada de la casa y todas las hipótesis se centraban en crimen por encargo, o ajuste de cuentas. por algún motivo personal. En todo caso la percepción de que los autores materiales eran dos o mas y que se habían ganado la confianza de las víctimas, al dejarles entrar en su casa eran casi evidentes. La presencia de una cinta americana sellando el rostro de una de las mujeres hace pensar que en dichos actos criminales hubo premeditación, alevosía y quizá agravante de nocturnidad.

Las dificultades que se topó el Cuerpo Nacional de Policía en la investigación de estos asesinatos, hacen de este caso unos crímenes casi perfectos. Me comentaron que la investigación sigue su curso de forma lenta y continuaba abierta en todas sus lineas de investigación aunque se decantan por una en concreto que no voy a revelar para no entorpecer el transcurso de la misma. Durante todo un año desde que se produjeron los asesinatos, colaboré con la policía en todo lo que me pidieron. Después de recuperarme psicológicamente después de pasar 5 días pues el bajón anímico que me había ocurrido era considerable.

Ofrecí datos de las dos víctimas a la policía, en especial de G.Q a la cual me unía algo mas que una amistad, respecto a la otra chica K.Y, me caía bien pero no la conocía gran cosa. ofrecí hipótesis de quienes pudieran ser los autores materiales o incluso inductores del crimen, si los hubiere y el caso tomó diferentes lineas de investigación. Aunque la investigación estaba bajo secreto de sumario por orden del juez, la prensa gallega contaba con una fuente no oficial dentro de la policía que aportaba datos concisos sobre mi primera declaración que solamente el periodista podía saber contando con una fuente procedente de dependencias policiales. Recopilé información preguntando por teléfono a familiares, amigos de las víctimas, en especial de algunas personas de nacionalidad china, que sienten muchos reparos en declarar a la policía por diversos motivos: miedo, por las dificultades que entraña a muchos de ellos hablar español, porque piensan que no les van a hacer caso o por no tener los papeles de residencia en regla, la información aportada por mi parte fue muy valiosa a juicio de un inspector de la brigada de la UDEV de Madrid. Mi última aportación tuvo en mayo del año 2010, realicé un retrato robot de una persona de nacionalidad china (que no sospechosa de los asesinatos) necesario pues la policía necesita identificarle. El modus operandi de la policía a la hora de llevar a cabo de una investigación es tosco pero eficaz: todos los familiares, amigos, conocidos, o personas que pudieran tener alguna relación con las víctimas o conflictos de intereses con ellas sin excluir la idea de las triadas chinas, son sospechosos. A partir de ahí se empiezan a abrir lineas de investigación, algunas se van cerrando al comprobar que carecen de sentido y otras siguen su curso.

Cuando la investigación es complicada, se recurre a cotejar las muestras de ADN del lugar del crimen con la de posibles sospechosos o testigos de las víctimas Las muestras de ADN de todos los que han sido detenidos en España permanecen en un banco de datos si no has cometido un delito puedes someterte a una prueba de ADN de forma voluntaria como fue mi caso. A veces los casos de asesinatos o de otros crímenes tardan años en resolverse si los que cometen de delitos no están fichados...hasta que cometen un error, recogen muestras de ADN, las comparan con su banco de datos y listo. Lamentablemente en este caso las muestras de ADN no coinciden con las pruebas de ADN realizadas a conocidos, sospechosos o individuos fichados.

Tengo que "destacar" la labor de los periodistas de los diarios gallegos; aunque han ofrecido datos ciertos y otros datos de los que presumo que son ciertos, también han escrito exageraciones o mentiras, ignoro si esas invenciones son fruto de las ansías de vender periódicos a falta de carnaza. Yo personalmente no incriminé a dos personas tal como afirmaron tres periódicos gallegos (es mas, exculpé a las mismas) en mi primera declaración, ni era novio de una de las asesinadas tal como afirmó por ahí "la hoja parroquial" de la ciudad de Pontevedra, pues en aquel momento G.Q no tenía ningún novio y dudo que estuviesen relacionadas con alguna organización criminal como apuntó otro periodista. Será mejor no extenderme en sus invenciones y a veces hasta contradicciones entre los relatos de los diferentes periódicos de cómo habían muerto y de quienes habían sido; lo mas divertido y con lo cual casi me parto de la risa es la afirmación de que yo había sido detenido, puesto a disposición judicial ante el juez en cual en un acto generoso (ficticio) por parte de este último dejándome en libertad con cargos, mientras llevaba meses colaborando con la policía por vía telefónica e Internet a través del mail. Hubo un ciudadano pontevedrés que si fue detenido y del cual la policía sospechó que sabía algo mas que pudiera esclarecer el caso y al ofrecer dos versiones contradictorias en su primera y segunda declaración posterior (por culpa de la información que aparecía en la prensa) cambió su versión. Al final hablé con un policía y me confirmó que él no tenía nada que ver. En todo caso tal como afirma ese periódico regional, no fue él quien avisó a la policía por desaparición de estas dos mujeres, fui yo.

Al final, la policía detuvo a un ciudadano chino llamado  Hai Jie Zhang pero el principal sospechoso del doble crimen y que fue identificado por la policía como Wenbin Sun pudo escapar a China porque se enteró de que la policía lo andaba buscando y consiguió eludir la vigilancia policial.

En un artículo publicado en La Voz de Galicia el día 3/12/10, la policía no descartaba nuevos arrestos entre los que se podria encontrar varios súbditos chinos y un ciudadano español, en principio con residencia fuera de Pontevedra. ¿Quien es ese ciudadano español si se puede saber?

Yo tengo algo que decir al respeto, es cierto que las pruebas inculpatorias contra Hai Jie Zhang no son contundentes pero también es cierto que su coartada es poco o nada creíble:

  • Hai Jie Zhang asegura que si mintió fue por miedo y que no sabía la ausencia de la pena de muerte en España. Lo cual, también me extraña, muchos ciudadanos españoles sin haber estado en China, saben que las autoridades chinas aplican la pena de muerte en algunos casos. ¿Es creíble que un ciudadano chino que lleva residiendo en España varios años desconozca que no existe pena de muerte oficialmente en España?
  • Hai Jie Zhang aseguró a la policía en un principio, que él no había estado en la casa donde  ocurrió el doble crimen. Pero la policía presentó como prueba una huella dactilar encontrada en un vaso, que indicaba su presencia en el lugar del crimen. Hai Jie Zhang no tuvo más remedio que reconocer que había mentido.
  • Hai Jie Zhang asegura que fue engañado por su amigo  y principal sospechoso del doble crimen para que le acompañara a la ciudad de Pontevedra. ¿Con qué fin?  En caso de cometer un  doble asesinato, si él es tan inocente como se declara, sería una pesada carga para su amigo. Pues existiría una persona que pudiera testificar en su contra y revelar su identidad y detalles del doble crimen que pudieran llevar a la detención de el otro presunto autor de los hechos Wenbin Sun.
  • Hai Jie Zhang aseguró que se había desplazado desde Murcia a la ciudad de Pontevedra, para ayudar a su amigo a cobrar una transferencia usando su pasaporte a cambio de una sustanciosa comisión tan exagerada que haría sospechar a un tonto. Una coartada un tanto absurda si tenemos en cuenta que existen oficinas bancarias y de Western Union en todo el país  y por lo tanto, no hay necesidad de desplazarse y menos de cruzar España de punta a punta. Además hay que tener en cuenta que se desplazó junto su acompañante el sábado y se marchó el domingo. Las oficinas bancarias y de Western Union están cerradas esos días.
  • Hai Jie Zhang asegura que se fue de la casa donde estaban las víctimas y el otro presunto asesino, porque éstas hacían mucho ruido y había suciedad. Yo he estado varias veces en esa casa y se caracterizaba por su limpieza y por su escasez de ruido. Otra vez  miente.
  • Hai Jie Zhang asegura que esperó a su amigo en la calle y que después se fue sólo en un taxi pero la policía asegura ha detectado un intento de extracción de dinero en Murcia, el día 29 de abril, unos pocos días después de los asesinatos. Las triangulaciones de los móviles de ambos acusados efectuadas por la policía sitúan al arrestado en las inmediaciones del cajero donde se emplearon las tarjetas de crédito de una de las víctimas.

La policía para incriminar a Hai Jie Zhang insistió que estuvo en el lugar de los hechos y en el mismo momento de producirse los asesinatos, y que el cadaver de Guang Qu había sido maniatado y amordazado de una forma muy cuidadosa y que era imposible que fuera obra de una sola persona. El hecho de que Guang qu y Kun Yong estuviesen en el mismo piso cuando fueron asesinados, refuerza la hipótesis del doble asesinato.

Como ya escribí antes, Guang Qu sabía artes marciales, y sería practicamente imposible doblegar su resistencia a no ser que contase con ayuda o fuese golpeada por la espalda o en un descuido. 

El abogado defensor insistió en la inocencia Hai Jie Zhang alegando incompatibildad horaria entre la ejecución del doble crimen y el lugar donde presuntamente estaba su defendido en ese momento.

Hai Jie Zhang fue juzgado y condenado por uno de los dos asesinatos cometidos por un jurado popular, absolviéndolo del otro por falta de evidencias en su participación.

Pero maś tarde, el abogado de la defensa recurrió la sentencia ante el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia y este tribunal absolvió a Hai Jie Zhang alegando inconsistencia en las pruebas presentadas por las policías, destacando que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia.

El pésimo informe del médico forense que realizó la autopsia no afirmaba con claridad en el día del fallecimiento y citaba que podía ser el 27 de abril aunque también podría ser el 26 y la falta de claridad de la policía en cuanto al numero de personas que participaron en el asesinato de Guang Qu, fue un balón de oxigeno para la defensa. El abogado defensor alegó que el doble crimen pudo ser cometido por una sola persona y que su defendido se había ido en un taxi el día 26. El abogado aseguró que las fotos en color de los cadáveres hechas durante la autopsia probaban que había pasado muchas horas del momento de los asesinatos. Si es por el color de la piel, recordar que los asiáticos tienen la piel muy clara.

El Tribunal Superior de Justicia Galicia sería incapaz de argumentar y justificar una coartada tan burda pero a pesar de todo dejó en libertad a Hai Jie Zhang y dictó orden de expulsión contra este ciudadano por un delito cometido anteriormente, en los medios hablan de estafa  y por el que había sido condenado a 21 meses de prisión.

No existe tratado de extradición entre España y China y aunque la justicia española dictó una orden internacional de busca y captura contra el ciudadano Wenbin Sun, la Interpol solo podría detenerle si pisa un país donde exista convenio de extradición. China se negó a extraditarlo alegando la falta d tratado de extradición y es lógico que actúen así, a pesar de ello, la justicia española insiste en intentar lo imposible, de solicitar la entrega de este ciudadano chino para ser juzgado en territorio español sin tratado de extradición.

Las autoridades chinas se interesaron por juzgar a Wenbin Sun en su propio territorio a pesar de que el doble crimen había sido cometido en territorio español y no tenían por qué hacerlo. La justicia española se opuso porque afirma que China podría vulnerar los derechos humanos del presunto sospechoso del doble crimen y someterlo a torturas o a ejecutarlo (en China se aplica pena capital) Lo cual, no deja de ser sarcástico si tenemos en cuenta las acusaciones de violaciones de derechos humanos que pesa sobre el estado español a lo largo de la historia de su democracia, basta leer este blog para darse cuenta de ello. Su cinismo e hipocresía impidió que un presunto asesino fuera juzgado y en caso de demostrarse su culpabilidad fuese condenado a  prisión.

El doble crimen prescribe dentro de 20 años después que de su ejecución. Si después de ese plazo, Wenbin Sun no ha sido juzgado, podrá pisar España sin ser  detenido. Es obvio que por la cuenta que le trae, el principal sospechoso del doble crimen no va a salir de su país para ser juzgado voluntariamente. La situación que ha creado el estado español  es esperpéntica.

Hay dos tumbas en la fosa de común del cementerio de San Mauro ubicado a las afueras de la ciudad de Pontevedra, clamando justicia: las tumbas de K.Y. y la de G.Q. Aún sigo llevando comida (llevar comida a los muertos es una costumbre china) y flores de vez en cuando. Fue triste que no me avisaran de que iban a ser enterradas en silencio, sin flores, sin la presencia de los pocos que las querían, el motivo es que según algunos visitantes del cementerio sus cadáveres "olían mal". La mayoría no quieren oler el dolor de unos pocos, supongo.

Y al estado español, decirle una vez más, muchísimas mierdas por nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario